lunes, 22 abril 2024
spot_img
spot_img

Agustín Ostolaza, el mejor harrijasotzaile del siglo XX

Lucio Doncel

Es opinión unánime que Agustín Ostolaza Etxaniz es el mejor especialista de todos los tiempos con las denominadas piedras pequeñas. Es más, para muchos, entre los que se incluye el campeón navarro Iñaki Perurena, es el mejor levantador de piedras, independientemente de su peso corporal, que ha existido.

“Los que no me conocen se ríen si alguien les dice que yo gané a Perurena; no se lo creen, dicen que es imposible. Hasta les cuesta creer que yo haya sido harrijasotzaile”, dice Agustín.

Agustin Ostolaza nació el 30 de abril de 1946, en Arrona, un barrio de Zestoa. No había antecedentes deportivos en su familia. Empezó a levantar piedras porque le atraían, quería probar con ellas. Como él dice, cosas de chicos, nada oficial.

Entrenando solo, como Dios le daba a entender, fue progresando. El 8 de marzo de 1964 se presentó a un concurso para noveles. Tenían que hacer dos tandas de 4′ con la piedra cilíndrica de 100 kilos. Hizo 53 alzadas que le valieron para ser cuarto. Fue entonces cuando Luis Atxega le propuso entrenar con él y aceptó. Bajo su guía jugó su primera apuesta. Fue el 18 de abril de 1965. De nuevo con la piedra cilíndrica de 100 kilos. Se enfrentó a «Paskualsoro» con tres tandas de 10′ de por medio, si bien éste le concedió un minuto de ventaja. Hizo 233 alzadas (82-77-74).

«Llegamos empatados a la tercera tanda. Él había hecho 81 y 78 alzadas en las dos primeras. Cuando hice 74, y teniendo un minuto de ventaja, sabía que era muy difícil que me ganase».

Y así fue. «Paskualsoro» hizo 68 alzadas, en nueve minutos, que resultaron insuficientes para ganar. A esta primera victoria de Ostolaza siguieron otras muchas, tantas como apuestas disputó; nunca perdió una. Probablemente las más famosas fueron las que disputó el 22 de mayo de 1977, en Azpeitia, ante José Manuel Agirre “Endañeta”, a quien derrotó por treinta alzadas; y, sobre todas, la celebrada el 5 de marzo de 1978, en Tolosa, con Iñaki Perurena. Se enfrentaron con la piedra cilíndrica de 125 kilos, en tres tandas de 10′, y venció Agustín por 217 alzadas a 199. Aún en la victoria es modesto Ostolaza:
«Iñaki se equivocó con aquella apuesta, pero todo lo que ha hecho es formidable; ahí está. Igual que “Endañeta”: la técnica que tenía era impresionante. Hoy en día no hay nadie que pueda hacer los levantamientos con todas las maniobras, paso a paso, como él las hacía.”


Fueron un total de once apuestas, celebradas desde 1965 hasta 1979, de las que salió vencedor en todas. A ello habría que añadir el “Campeonato de España” de 1977, celebrado el 4 de abril en Azpeitia, del que también salió vencedor, y sus intentos de récord -conseguidos todos-: el primero en 1973, cuando hizo su actuación en solitario al no concretarse su tercera apuesta con “Mendizábal I”, el segundo en 1980, en Gatika, haciendo 105 alzadas con la piedra cilíndrica de 100 kilos en dos tandas de tres minutos, y el último el 18 de marzo de 1984, cuando amplió más su leyenda al batir la marca de “Urtain” con la piedra cilíndrica de 100 kilos, levantando a una mano en tres tandas de diez minutos. José Manuel había conseguido 191 alzadas; Agustín superó ampliamente ese registro alcanzando la impresionante cifra de 236 (83-76-77).

“Estoy muy orgulloso de ese récord conseguido en Azpeitia, cuando no se celebró el encuentro con Mendizábal. Fueron 187 alzadas con la cilíndrica antigua de 125 kilos. También del que conseguí en Tolosa en 1978 (unas impresionantes 217 alzadas -72, 72, 73- con la copa de 125 kilos), pero no tanto del que conseguí en 1968, cuando me enfrenté a “Urtain” y a Antonio Iturralde. Ahí me dio un bajón no normal en la segunda tanda. Estaba para hacer muchas más alzadas”.

El 22 de octubre de 1988, con 42 años cumplidos, participó en una competición, enmarcada dentro de un “Festival de Deporte Rural Vasco” disputada en el velódromo de Anoeta, con la piedra cilíndrica de 100 kilos. En dos tandas de siete minutos consiguió 126 alzadas, siendo superado tan solo por otro fenómeno con este tipo de piedras: José Antonio Gisasola “Zelai”. Su primera competición, allá por 1964, y esta última, casi veinticinco años después, fueron las únicas ocasiones en las que Agustín Ostolaza no resultó vencedor de aquellas pruebas en las que tomó parte. A nadie extrañó que en 1999 fuese proclamado el mejor levantador de piedras del siglo XX.

En 2007 se celebró un homenaje en su honor, en Zestoa, en el que participaron, además de bertsolaris, pelotaris, aizkolaris y un trikitilari, algunos de los mejores harrijasotzailes del momento: Aimar Irigoien, José Ramón Iruretagoiena «Izeta II», Miren Urkiola y su hijo Joseba Ostolaza.

Así se leía: “Agustín Ostolaza, el que fuera elegido hace siete años el mejor harrijasotzaile del siglo XX, recibirá un caluroso homenaje en Zestoa, hoy, a partir de las 17,30. Nació en el caserío Elosu de Arrona el 30 de abril de 1946 y reside en Errentería. Nunca perdió una apuesta y era un maestro con piedras de ocho a diez arrobas. Pequeño de estatura, tenía una técnica, según los expertos en la materia, prodigiosa que hacía que pudiera batir incluso a gente con mucha más envergadura, peso y potencia física. Célebre se hizo la apuesta contra Iñaki Perurena. Todavía siguen en su posesión varios récords con la cilíndrica antigua y moderna de 100 y 125 kilos. En el homenaje participarán, entre otros, su hijo Joseba Ostolaza junto a Aimar Irigoien e Izeta II. Cada harrijasotzaile realizará dos tandas de dos minutos con la piedra cúbica y la bola de 125 kilos. Miren Urkiola intentará establecer una mejor marca con el cilindro antiguo de 113 kilos en una tanda de cinco minutos. No faltarán los bertsolaris Sebastián Lizaso y Andoni Egaña, el trikitilari Xapre, los aizkolaris Zelai III y IV y la pelota. Jugarán Mikel Goñi-Zapirain contra Olaran-Pinedo”.

RÉCORDS POR BATIR
– Azpeitia (21-01-1968): Piedra cilíndrica antigua de 100 kilos. 24 pulgadas. Tres tandas de diez minutos. Marca 249. 95-81-73
– Azpeitia (21-01-1973): Piedra cilíndrica antigua de 125 kilos. 24 pulgadas. Tres tandas de diez minutos. Marca 187. 62-62-63
– Tolosa (5-03-1978): Piedra cilíndrica moderna de 125 kilos. Tres tandas de diez minutos. Marca 217. 72-72-73
– Tolosa (14-06-1979): Piedra cilíndrica moderna de 150 kilos. Tres tandas de diez minutos. Marca 150. 52-51-47
– Zamalbide (18-03-1984): Piedra cilíndrica moderna de 100 kilos. Con una mano. Tres tandas de diez minutos. Marca 236. 83-76-77 (Goñi, I. 2006)

Agustín Ostolaza es padre del también gran harrijasotzaile Joseba Ostolaza y abuelo de Udane Ostolaza, uno de los mayores talentos actuales en el harri-jasotze femenino.

(Extracto del libro “Harri-jasotze”. Levantamiento de piedras en Euskadi y Navarra”, de Lucio Doncel Recas)

spot_img