sábado, 25 mayo 2024
spot_img
spot_img

El abuelo de hierro

Yang Xinmin, a sus 72 años, asegura que el secreto de su fortaleza es levantarse a las 5:30 de la madrugada, y es que el atleta chino que participó por primera vez en un concurso de fisioculturismo en 1983 no se ha salido nunca de su línea.

¿Nos hallamos ante la prueba fehaciente de que la edad no es impedimento? Asegura que tan solo se dedica a cuidar sus horas de sueño, su entrenamiento y su alimentación rica en fibras, proteínas, vitaminas y prácticamente exenta de grasas malas.

Es cuestión de disciplina en la práctica.

Con más de 100 medallas colgando de su cuello lo llaman “El abuelo de hierro”, cuenta que se inspiró viendo a Arnold Schwarzenegger y que su objetivo de vida es mantener la salud y la lucha contra envejecimiento.

Para conseguirlo, desayuna entre 6 y 8 huevos acompañados de tomates, pepino, avena y pechuga de pollo. Además Xinmin sale a correr todas las mañanas antes de hacer su entrenamiento de fuerza durante 1,5 horas.

No hay más misterio, más allá de la disciplina y la fuerza de voluntad de este hombre, que a sus 72 años tiene un cuerpo que muchos envidian.

spot_img