sábado, 25 mayo 2024
spot_img
spot_img

El origen del culturismo

La palabra culturismo procede del francés. Se considera que fue en Francia en los siglos XVIII y XIX donde tuvo lugar el nacimiento de una disciplina deportiva que tenía como finalidad la estética, palabra que entronca directamente con la cultura física.

Hablamos de estética pero estamos ante uno de los deportes que implica más fuerza. Los entrenamientos son muy severos, la alimentación ha de ser impecable para conseguir hipertrofiar y un volumen igualitario en todos los músculos del cuerpo.

A medida que han pasado los años se ha normalizado la práctica, repasamos su origen.

Durante el siglo XIX, el culturismo comenzó a evolucionar hacia una disciplina deportiva más formalizada, gracias a figuras como Eugen Sandow, quien es considerado el padre del culturismo moderno. Sandow desarrolló un sistema de entrenamiento basado en ejercicios con pesas y una dieta rica en proteínas, y también fue el primero en organizar competencias de culturismo, lo que ayudó a popularizar el deporte.

En las primeras décadas del siglo XX, el culturismo continuó ganando seguidores y evolucionando como deporte. Se crearon nuevas competiciones y se establecieron normas y reglas para los participantes.

También surgieron nuevas figuras influyentes en el mundo del culturismo, como Joe Weider, quien fundó la Federación Internacional de Fisicoculturismo y Fitness (IFBB) y fue el creador de la revista ‘Muscle & Fitness’.

Durante las décadas de 1950 y 1960, el culturismo se convirtió en un fenómeno cultural, gracias en parte a figuras como Arnold Schwarzenegger, quien ganó varios títulos de Mr. Olympia y luego se convirtió en una estrella de cine.

También se popularizaron los gimnasios y los equipos de entrenamiento de pesas, lo que permitió que más personas practicaran el deporte y mejoraran su físico

Durante las décadas de 1970 y 1980, el culturismo continuó evolucionando y alcanzó un nivel de popularidad nunca antes visto. Se crearon nuevas categorías de competición y se mejoraron las técnicas de entrenamiento y nutrición.

También surgieron nuevas estrellas del culturismo, como Lee Haney y Ronnie Coleman, quienes ganaron varios títulos de Mr. Olympia y se convirtieron en referentes del deporte.

En el siglo XXI, el culturismo sigue evolucionando y ganando seguidores en todo el mundo. Se han creado nuevas categorías de competición y se ha mejorado la tecnología y los equipos de entrenamiento.

También ha habido un mayor enfoque en la salud y el bienestar, con una mayor atención a la nutrición y la prevención de lesiones. El culturismo se ha convertido en una disciplina deportiva que promueve un estilo de vida saludable y activo.

spot_img