viernes, 3 diciembre 2021
spot_img
spot_img

Mi experiencia con el levantamiento de piedras

Félix Samán

Aparte de competir en Powerlifting y Strongman y estar ahora más involucrado en el mundo de la Halterofilia aunque sin dejar el resto de disciplinas, siempre me propongo nuevos retos. Todo esto empezó con un entrenamiento para levantar una piedra esférica de 157 kg y llevarla al hombro. Quería subir la piedra más pesada del gimnasio (Sideropolis) al hombro. Nos pusimos manos a la obra de la mano de un amigo y entrenador Lucio Doncel para poder levantarla. Hicimos una preparación de fuerza donde al final pude levantar la piedra en cuatro ocasiones. Objetivo cumplido y por supuesto contento. Luego nos picaba la curiosidad si podía levantar la piedra más pesada que tenía un gran amigo, otro Powerlifter-Strongman, Julio Jiménez, la enorme piedra esférica pesaba 170 kg y así poder aprovechar la preparación que tuve para levantar la piedra de 157 kg.

Decidimos subir a Arévalo (Ávila) donde está situada la piedra de 170 kg. La primera vez que la probé la despegué pero no la subí a las piernas, luego en el segundo intento con más confianza la despegué y la llevé a las piernas, luego los brazos por encima y finalmente conseguí llevarla al pecho para luego hacer el cambio de manos y llevarla al hombro, más que superada la prueba y muy contentos tanto Lucio como yo, ya que era un objetivo que surgió después de levantar la anterior piedra. Lo mejor que esta hazaña de fuerza está grabada y colgada por el canal de youtube (pocos videos hay sobre mí) el que quiera visualizarlo aquí lo tiene a la mano.

Siguiendo el mismo año 2011, hablando con Lucio sobre las piedras Vascas me habla de un levantador de piedras ya retirado el “harrijasotzaile” Jose Ramon Aretxabaleta “Aretxa I” en la zona de Vizcaya, me daba curiosidad por aprender como levantar las piedras cilíndricas, cúbicas y rectangulares, decidimos ir a visitar al gran Aretxa que está en el pueblo de Getxo. Al llegar lo primero que dice Aretxa…”que haces con este tío tan grande…yo no tengo piedras tan pesadas llévalo a Goenatxo” (otro levantador de piedras) y por lo que comentó Aretxa tiene piedras más pesadas.

Nos reímos y Lucio se encargó de explicarle el motivo de la visita, queríamos técnica y solo técnica. Me deja un chaleco y luego me ajusto el Gerriko (faja o cinturón de tela) y nos ponemos manos a la obra, escucho sus explicaciones del gran Aretxa y pruebo la piedra cilíndrica de 75 kg. Seguidamente continuamos con la de 100 kg, después de haberlas levantado en varias intentos, nos vamos con la piedra cilíndrica de 125 kg donde tuve más que problemas para poder levantarla al hombro, me costó algo más pero pude con ella.

Seguimos luego con la piedra cúbica de 113 kg, una piedra de las más difíciles a mi parecer ya que con esta tuve que pillarle mejor el truco hablando técnicamente, pero gracias a las explicaciones del gran Aretxa pude levantarla aunque alguna ocasión la levantaba a pulso sin técnica sorprendiendo a Aretxa. La piedra cúbica fue la piedra más difícil de levantar, aunque al final pude conseguirlo, pero no tan a gusto como comentamos posteriormente Lucio y yo, pero muy contento con la experiencia vivida.

En el 2012 nos dirigimos a Navarra concretamente a las fiestas de Etxauri, un pequeño pueblo cercano a la capital navarra donde nos esperaban los organizadores (Óscar y Txomin), para presenciar una prueba de levantamiento en la plaza del pueblo. Lucio fue invitado y me llevó con él para ver dicha prueba, que consistía en levantar la piedra natural de Etxaurriaka de 136,5 kg. Concretamente había que levantarla en 5 minutos todas las repeticiones posibles. He de reseñar que nos trataron fenomenal en aquella ocasión y estuvimos hablando de todo, comiendo, donde aquí no puedo decir nada malo ya que por esa zona se come muy bien, la verdad que muy bonita experiencia y agradecimiento especial a Óscar, que nos brindó su casa, Txomin y el resto de organizadores que nos atendieron.

La prueba la disputaron Izeta II, Izeta IV, Josetxo Urrutia y Telleria II, el ganador fue mi amigo Josetxo Urrutia con nueve alzadas. Después de la prueba, Josetxo me vio que estaba paseando por la zona de calentamiento, ellos calientan con una piedra cúbica de 110 kg aproximadamente y luego ya pasan con la piedra oficial, me pregunta…. ¿Se te ve un tío fuerte eres de esos forzudos o strongman? Le contesto y le digo que sí, he competido en strongman y hace poco levanté una piedra esférica de 170 kg, se sorprendió y me dijo que viniera un día a entrenar con él, por supuesto le dije que sí. Le pedí que me explicara como levantar la piedra cubica y me indicó algunos pasos, lo hizo encantado era mi primer contacto con él y la verdad siendo el ganador de la prueba me sentí halagado por su atención.

Luego en 2014 nos fuimos a probar la piedra de Etxauri, la Etxaurriaka de 136,5 kg, empezamos a calentar con una piedra cilíndrica de 100 kg con las indicaciones que daba el amigo Josetxo Urrutia, al principio costó ponerla al hombro ya que estaba algo frío pero luego con el paso ya se subía, luego pasamos a la piedra de natural de 136,5 kg la Etxaurriaka, nos explica Josetxo como colocarla y despegarla del suelo la gran piedra y la verdad que se despegaba del suelo con bastante dificultad, después de despegarla nos explica como llevarla a las piernas y luego el giro y llevarla al hombro, bastante difícil despegarla del suelo la piedra pero las explicaciones del amigo Josetxo dieron sus frutos y pude levantarla en tres ocasiones, bastante sufridas pero muy buenas para ser la primera vez que levantábamos la piedra la Etxaurriaka.

Una piedra muy difícil de levantar al ser una piedra natural sin forma regular en si, ya que tiene mas forma de una judía, aunque para despegarla era lo más difícil y luego ya subirla era cuestión de darle mayor énfasis en el empuje hacia al pecho y luego colocarla al hombro. Difícil si, pero no imposible. Nos ayudaron el gran Josetxu Urrutia, Txomin y por supuesto el amigo Óscar.

Nuevamente nos subimos a las fiestas del pueblo de Etxauri este año 2015 para ver la prueba del levantamiento de la Etxaurriaka de 136,5 kg en la plaza y esta vez competía mi amigo Julio Jiménez pudiendo ayudarle con el cronómetro. Participaban en la prueba, Jokin Eizmendi, Ivan Ugartemendia, Julio Jiménez y Bernardo Ureta. Gana el Vizcaino Jokin Aizmendi un tío grande y que está saliendo mucho su nombre y ganando en varias competiciones. Una experiencia muy buena para Julio, y para mí poder estar allí ayudándole ha sido muy gratificante.

La última experiencia, la cual fue la mejor de todas, tuvo lugar en un pueblo de Guipúzcoa, Arrigorriaga, en la feria del pueblo en el mes de octubre, mi amigo Josetxu Urrutia estaba interesado en que subiese más a menudo a la zona norte para poder entrenar, y me invitó a subir y probar la piedra de Harrigorri que pesa unos 132 kg aproximadamente, en esta competición en la feria la gana Izeta II y mi amigo Josetxu Urrutia queda tercero.

Después de su competición entramos un amigo, Sergio Mielgo y yo para poder probar la piedra, nos ayudaron a poner el chaleco pero el pantalón no me valía ya que me quedaba muy justo de talla por lo que al final no me lo puse y tampoco el Gerriko. Empezamos a probar la piedra y Josetxu nos indicaba donde poner las manos y subirla lo cual era más fácil que la Etxaurriaka, empiezo al colocarme la piedra para despegarla del suelo la despego pero al subirla la piedra a las piernas y no tener el pantalón apropiado se me escurrió en un par de ocasiones y se me caía, luego ya pude levantarla con mayor efectividad aunque si es verdad que el pantalón y el chaleco son piezas fundamentales para poder levantar este tipo de piedras tanto naturales como rectangulares, esféricas, cubicas, cilíndricas, etc…

Al final pude levantarla en cinco ocasiones y con mucha satisfacción ya que llevaba un tiempo sin entrenar piedras y se notó en el último levantamiento, aunque el entreno de halterofilia y algo de crossfit ha podido ayudar algo.
Era mi primera exhibición en una plaza ya que la intención era presenciar y solo probar la piedra pero al final fuimos a por todas y pude levantarla la piedra Harrigorri de 132 kg de Arrigorriaga, nada que ver con la Etxaurriaka, aunque si que es verdad que la asesoría de mi amigo Josetxo Urrutia y Agustín Izeta de la familia Izeta nos vino muy bien.

Volveré y continuaré con estos entrenamientos con las piedras Vascas – Navarras por supuesto, la atención que me dan por la zona del norte es agradable, desde el primer día que fui a Etxauri gracias a mi amigo Lucio Doncel nos trataron formidable, y en Arrigorriaga no puedo decir lo contrario sigue en la misma línea y lo mejor de todo que quiere mi amigo el “harrijasotzaile” Josetxo Urrutia que suba a entrenar, espero poder continuar subiendo y entrenar, hacer mas visitas y poder asistir a exhibiciones y competiciones que es lo que me agrada y poder exponer este tipo de deporte rural del levantamiento de piedra que es lo que me gusta, ¡Esperamos más experiencias en un futuro muy cercano!

spot_img