martes, 5 marzo 2024
spot_img
spot_img

Rehabilitación de lesiones de articulación acromoclavicular en casa. Parte I

Iván Mata Lerena es el propietario de Groen Clinic, una clínica multidisciplinar en el madrileño Pau de Carabanchel, y nos va a explicar técnicas caseras para ayudarnos en la recuperación de distintas lesiones.

¿Has sufrido alguna luxación o fractura en la articulación acromioclavicular?
¿Te han puesto un cabestrillo y no sabes qué más puedes hacer? Voy a echarte una mano…

Como os contaba mi compañero Traumatólogo el Dr. Daniel Jiménez García, las lesiones más frecuentes en trauma en esta articulación son la luxación y la fractura, en cualquier caso la prescripción médica es la misma, esperar.

¿Pero qué podemos hacer mientras tanto para mejorar la recuperación y perder la mínima de fuerza posible?

El músculo pierde un 5% de fuerza a diario con lo cual nuestra labor va a consistir en reducir ese porcentaje de pérdida al mínimo posible para volver a dar caña en poco tiempo en cuanto nos quiten la inmovilización, para ello haremos los siguientes ejercicios:

1. Movimientos Antiedema de la mano y los dedos:                                                          Abrir y cerrar la mano, haciendo movimientos circulares de muñeca y dedos nos permitirá mejorar la circulación y drenar la mano para evitar inflamaciones y trombos.

2. Con una pelota Antiestres o un Tensor haremos ejercicios de fuerza con la mano.

3. Apretar los dedos haciendo pinza con el dedo pulgar y el resto de los dedos uno por uno, esto conservará la fuerza en los dedos y mejorará el agarre o cierre de la mano. También podemos usar una goma o una cuerda para ponerla entre los dedos y tirar con la mano para hacer fuerza.

4. Con una pesa pequeña haremos Flexo-Extensión de muñeca y Prono-Supinación.

5. Podemos hacer contracciones isométricas (Contracción sin movimiento) de antebrazo en flexión y extensión poniendo resistencia con el lado «bueno» para mantener la fuerza en el antebrazo.

6. También podemos hacer empujes en Isométrico con el bíceps y el tríceps y en abducción contra la pared para conservar la fuerza de los bíceps, tríceps y deltoides.

7. En el caso de tener dolor en la articulación acromioclavicular podemos aplicar un masaje en círculos con un hielo dentro de una bolsita de plástico o envuelto con un paño no más de 5 minutos para bajar la inflamación.

Estos ejercicios deberán hacerse un mínimo de tres veces al día, siempre sin dolor y en el caso de tener dolor nunca se debe hacer, deberás acudir a un fisioterapeuta para que te trate porque igual estás haciendo algo mal y es contraproducente.

¡Animo! ¡Ya queda poco para que te quiten la inmovilización! En la próxima publicación te cuento como seguiremos con tu recuperación.

Si necesitas más información o tratamiento puedes contactar conmigo en info@groenclinic.es o a través de la web https://groenclinic.es/

spot_img